¿Me voy a quedar calva? Caída del cabello en el postparto y el efluvio telógeno.

Piel de porcelana y un cabello abundante que no para de crecer, estás son un par de características por las cuales normalmente le decimos a una embarazada que se ve “radiante”; pero el postparto llega y con él una serie de cambios físicos, emocionales y hormonales que no solo nos dejan cansadas y con ojeras, si no también a punto de creer que nos quedaremos calvas.

Y, como historia de terror, salimos del baño con mechones de cabello (literal) en nuestras manos y en la cabeza miles de dudas, ¿será la lactancia?, ¿estaré comiendo mal?, ¿serán las hormonas?, ¿se me notará?, ¡¿me voy a quedar pelona?! En fin, a las hormonas les gusta jugar sucio y esta no es la excepción.

Una de las razones por las que me intrigó el tema y decidí investigar sobre él fue el leer en las redes sociales tantas preguntas con respuestas sin fundamento científico, la mayoría atribuyendo esta problemática a la lactancia y otras tantas a las hormonas en general, sin darle un nombre y apellido a la situación. Después de indagar un poco descubrí que existe un término médico llamado “Efluvio Telógeno” que explica perfectamente el porqué de la caída del cabello después de tener un bebé.

Efluvio Telógeno y caída de cabello postparto

El cabello pasa por 3 fases en el ciclo folicular, anágeno, catágeno y telógeno, en otras palabras: crecimiento, reposo y caída. Estas fases se ven influenciadas por ciertas hormonas, en el caso del embarazo, las altas cantidades de estrógeno provocan que la fase de crecimiento (anágena) se prolongue, esta es la razón por la cual las embarazadas lucen una melena envidiable, y no se ustedes, pero a mi no se me caía ni un pelo.

En el posparto el estrógeno disminuye y, al desaparecer el estímulo de crecimiento, se pasa rápidamente a la fase de caída o desprendimiento del cabello (telógeno), esto quiere decir que se nos cae todo el cabello que no se nos había caído en el embarazo, por eso el término Efluvio (emisión, emanación) Telógeno (fase de caída en la que sucede). Esta caída puede suceder entre la cuarta y vigésima semana del postparto y aunque la mayoría pasamos por esto, algunas lo notan más que otras por la densidad y volumen de su cabello, por la velocidad de crecimiento o porque simplemente el ritmo de la maternidad no nos permite detenernos a notarlo.

Causas del efluvio telógeno postparto

Al efluvio telógeno también se le puede nombrar alopecia, la misma que puede ser provocada por estrés, falta de nutrientes, anticonceptivos, infecciones, cirugias, etc, pero en el caso del posparto, es una alopecia difusa y temporal que se desencadena por el cambio hormonal tan grande que sucede en nuestros cuerpos, así que no, la lactancia materna en sí no es la culpable si eres una mujer sana con una dieta relativamente saludable.

¿Qué hacer ante el efluvio telógeno?

Esta alopecia temporal no es una condición alarmante (siempre y cuando se descarten otras enfermedades) y por lo mismo no requiere tratamiento, solo mucha paciencia y tolerancia ante esos pelitos nuevos que irán creciendo y dificultarán la hora del peinado por un tiempo.

Si no te sientes físicamente saludable o si la caída del cabello, después de unos meses, sigue siendo protagonista de tu almohada, de la hora del baño y de tus pesadillas, no dudes en acudir con un especialista que valore tu estado de salud general y tus folículos capilares.

Infórmate y relájate mami, déjate despeinar por tus primeros meses en este montaña rusa llamada maternidad, el cabello vuelve a crecer, ¡disfruta!

Y como no me gusta hablar sin los pelos de la burra en la mano (posiblemente la burra también sea mama y esté pasando por lo mismo) aquí les dejo los enlaces de mis fuentes de información:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: