Tips para recolectar plásticos en casa

Vivimos en la era del plástico, botellas de refrescos, taparroscas, botes de jugos, shampoo, limpiadores o cosméticos, no podemos negar que este material se ha convertido en un protagonista silencioso de nuestro diario vivir.

Como mamá, cada día me preocupa más el mundo en el que vivirá mi hija, y aunque no puedo cambiar muchos aspectos de él, si puedo poner mi granito de arena con algunas acciones que se adapten a mis actividades regulares en casa, como ya lo he mencionado en otros post; en esta ocasión me toca hablar sobre como reciclo los plásticos.

¿Como lo hago? Te advierto que no soy la mamá más ecológica del mundo, lo único que pretendo es compartir el método que yo utilizo y como ha funcionado en mi familia, te dejo algunos tips.

1. Conoce un poco más sobre la simbología de los diferentes tipos de plásticos

No se trata de volvernos estudiosas de todo el proceso de reciclaje, pero al menos tener una noción de lo que se trata. Yo inicié reciclando todo tipo de plásticos sin saber que no en todos lados los aceptaban. En lo personal solo reciclo los más comunes (PET y PE-AD) ya que la empresa recolectora que se adaptó a mis necesidades solo recolecta estos. Ya conociendo la simbología puedes agregar o descartar plásticos sin que te lleves la desilusión al no aceptarlos.

2. Elige el lugar de la recolección en casa

Este es un punto muy importante porque si no eliges un buen lugar, el almacenaje se puede volver un martirio cuando ves que no das una con tanta basura. Para esto decidimos comprar un bote de basura alto que metimos en la alacena, así que cada vez que salen envases, este es el lugar en donde se van almacenando. Cuando se llena el bote se aplastan las botellas (si tengo oportunidad, sino solo cierro la bolsa) y la saco a un espacio que tengo a la intemperie en casa.

3. Higiene ante todo

Muchos de los envases se quedan con residuos que se convierten en olores apestosos o fluidos chiclosos no muy gratos, si no quieres tener estos problemas yo te recomiendo dar un enjuague rápido. En mi caso se enjuagan en la tarja de la cocina y se dejan escurriendo junto con los platos, para cuando acomodo la vajilla ya está relativamente limpio y escurrido el envase y así pasa al almacenaje sin problemas de higiene.

4. Las taparroscas van aparte

Las tapas son muchísimo más fáciles de movilizar por sus amplias opciones de recolección y de almacenar por su tamaño, para ello puedes usar bolsas o incluso una botella de boca grande grande para juntarlas. Actualmente, personas y empresas se unen a fundaciones que, a través del reciclaje de este producto, proporcionan fondos económicos para atender la salud de pacientes con cáncer, principalmente niños, una doble motivación para recolectarlas ¿no?

5. Adaptar la recolección a tus necesidades

Si bien hay muchas opciones de recolección y muchas empresas prestan este servicio, no todas se adaptan a nuestras necesidades. En mi caso comencé llevando lo que juntaba a una tienda de conveniencia que acepta muchos materiales para reciclaje, sin embargo, el proceso de subir y bajar las bolsas del carro me desmotivaron y tiré la toalla por un rato. Seguimos recolectando y encontramos una máquina en la que depositabas el plástico y, por medio de una tarjeta, te daba dinero para usar en una tienda deportiva, pero sucedió al final lo mismo, no tenía tiempo para llevarlo. Podría dejar todo el material en bolsas separadas para que llegue a la planta clasificadora de la ciudad, pero resulta que solo el 12% de los residuos se recupera por este medio, así que seguí buscando otras opciones.

Un día Padre Regio, encontró la opción que acabamos de usar y, hasta hoy, se adaptó a lo que buscábamos. AlEn, la empresa que hace la mayoría de los productos de limpieza que usamos en casa, maneja un programa que se llama Reci-Hogar en el cual recolectan plásticos PET y PE-AD para convertirlo en envases 100% reciclados para sus productos. Es un programa ganar-ganar, tu juntas, ellos recolectan y te lo intercambian por productos de limpieza según los puntos que vayas acumulando (cada kg de plástico es 1 punto). En esta ultima visita acumulé 9 puntos, me los intercambiaron por 2 botellas de limpiador de pisos y una de cloro, y de paso me dieron una tarjeta para futuras recolecciones que me hace miembro de este programa ¿interesante no?

La verdad es que lo ideal sería que dejáramos de depender de este material que daña nuestro medio ambiente, un trabajo difícil más no imposible; por lo pronto, lo que si  podemos hacer es utilizar los recursos con sabiduría y no abusar de su empleo.

Recuerda, la mejor parte de este esfuerzo no tiene nada que ver con lo monetario o el intercambio de producto, si no con el ejemplo que le estás dando a tus hijos sobre el cuidado de su medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: